Aquella ofensiva

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. RRR dice:

    El unico y exclusivo culpable de ese gigantesco error estratégico y de fatales consecuencias es Fidel. Igual sucede con todos los otros disparates.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *