30 años después, Sendero Luminoso continúa representando un peligro para el gobierno peruano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.