Presos irán a una nueva huelga de hambre por tres palestinos en estado crítico. Fuertes críticas al líder de la ANP

Prisioneros palestinos en cárceles israelíes están planeando una huelga de hambre de un día para mañana lunes en solidaridad con los tres prisioneros que aún se niegan a recibir alimentos en protesta contra la política carcelaria israelí. En un gesto de solidaridad con el futbolista profesional del seleccionado de fútbol palestino Mahmoud al-Sarsak, Akram al-Rekhawi y Samer Al-Barq.

Al-Sarsak de 25 años, de Rafah, al sur de Gaza, lleva 83 días sin injerir alimentos, detenido por Israel desde hace tres años sin cargo ni juicio y está exigiendo su liberación. Al-Rekhawi de 38 años, en huelga de hambre durante 59 días internado con su salud agravada en el hospital de la prisión de Ramle, fue arrestado en 2004 y sufre enfermedades crónicas como diabetes y el asma. Al-Barq de 38 años, se unió a la huelga de hambre masiva el 17 de abril, pero puso fin a la huelga el 14 de mayo, junto a dos mil presos, cuando Israel aceptó facilitar la demanda de los detenidos para poner fin a su política de detención sin cargos ni juicio, pero reinició su huelga de hambre después de que Israel renovó su orden de detención administrativa el 21 de mayo.

El pasado viernes el Relator Especial de la ONU, Richard Falk, dijo que “Israel debe presentar pruebas que respalden los cargos contra Al-Sarsak o ponerlo en libertad. Israel será responsable de los daños permanente causado a los presos en huelga de hambre al largo plazo”. Israel que firmó un acuerdo con los presos palestinos el 14 de mayo para facilitar sus pedidos, los incumplió y renovó las detenciones administrativas y siguió limitando las vistas de los familiares de los presos ilegalmente detenidos.

Críticas: Los parlamentarios palestinos denunciaron al titular de la Autoridad Nacional Palestina-ANP, Mahmoud Abbas, por declarar su disposición a reanudar las negociaciones con Israel a través de un comunicado de la ANP el viernes pasado. El diputado Hassan Khreisheh, segundo vocero del Consejo Legislativo Palestino, consideró que “la declaración de Abbas sobre la posibilidad de celebrar una reunión con el premier israelí Benjamín Netanyahu, como un intento de volver a las negociaciones”.

Khreisheh, señaló que “es un claro retroceso de todas las condiciones establecidas para la reanudación de las negociaciones. Lo más importante es la paralización de construcción de los asentamientos judíos en los territorios palestinos ocupados. La declaración de Abbas, refleja el estado del liderazgo palestino de dudas y miedos, sobre todo debido a la crisis que enfrenta, por lo que está buscando formas de asegurar su supervivencia”.

Por su lado, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) expresó su rechazo a las negociaciones directas con Israel, recordando que “este tipo de enfoque había fracasado”. Khalida Jarrar, del Buró Político del FPLP, dijo el sábado que “El énfasis al retorno a las negociaciones es una repetición de los mismos errores anteriores”. Ella sostuvo “Lo que se requiere es un cese de las negociaciones directas y que dependan más bien de la ONU para obligar a la ocupación sionista a aplicar las resoluciones internacionales”.

Fuente: Anpex Palestina

Tags: ,

Deje una respuesta